¡El mundo suena!

23.4.14

No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe... 

No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma. 

No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.

No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una que no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.

No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamás se regresa..."

-Martha Rivera Garrido, poeta dominicana.-

20.4.14

Hay cosas que debemos asumir por el simple echo de que si no lo hacemos no podemos fluir a traves de este viaje que llamamos vida, cosas que nos estancan que nos frenan o que muchas veces nos aceleran y pasamos por alto lo importante, eventos que nos impiden ver las cosas del color que realmente son; los triunfos, las derrotas, los regaños, los sentimientos (buenos o malos, oportunos o inoportunos) las equivocaciones, las certezas... hoy debo asumir algo que me a mi pensar me vuelve débil, hoy debo aceptar que necesito un abrazo, uno sincero, de esos que te hacen perder la noción del tiempo, del clima, de esos en los que realmente puedes descansar el alma...

4.4.14

Paso algo que hace meses no sentía, no sè si fue mi subconsciente traicionándome o el hecho de que te he soñado en reiteradas ocasiones en las ultimas semanas provoco finalmente el suceso, te sentí, como hace tanto no lo hacia, sentí tu energía calmando aquel dolor que tanto me aquejaba, eras tu no cabe duda de ello, haciéndote presente de tan especial modo, no sè, a lo mejor alucino... pero aquella vibración fue tan clara... espero estés bien, pleno y feliz como tanto ansiabas.


"sólo nosotros sabemos estar distantemente juntos"