¡El mundo suena!

12.12.13

...

Que ganas de subir un cerro, echarme a la sombra de un árbol en una tarde de calor eterno, caminar sin rumbo sólo por disfrutar vagar y si vas acompañado el divagar… tomarme un mate con el amigo y conversar hasta cansar el alma, darme el maldito (o bendito) tiempo de empezar a leer… ¡¡pero es tanto lo que quiero leer!!
Mirar el cielo, de día de noche ¡¿Qué importa?! …Mirar el cielo…  escuchar música, bailar en cualquier lugar, cualquier ritmo, andar en bicicleta por el puro gusto de sentir la brisa en mi rostro...
Despedir al sol y saludarlo apenas vuelva… suspirar mi alma mirando cómo van y vienen las olas…
y obviamente escribir y creo es lo que más hago es que todo fluye de una forma tan agradable...

Son momentos, algunos muy breves, son apenas perceptibles pero los quiero, los añoro y aunque hago estas cosas en la medida que puedo agotando cada segundo que tenga disponible ya no quiero pensar en que es Jueves y que en siete horas estaré entrando a turno para hacer cosas que me gustan pero no me definen, ha cambiado tanto todo en el último tiempo, por mucho que a algunos no les parezca creo firmemente en que la sabiduría de los viejos y no tan viejos debe ser escuchada al parecer soy un ejemplo vivo de lo que implica aquello…   





…lo simple finalmente nos entrega todo. 



No hay comentarios: