¡El mundo suena!

17.10.10

Otra vez tú


Ahí estaba yo frente al hombre de mi presente, ese que me hacia pensar y realizar cosas que creía imposible, ahí estaba él, esperándome como siempre todos los viernes a las 20:00 en el terminal Santiago, sabiendo que luego de 2 días volvería a partir, repitiéndome que la distancia no es sinónimo de olvido y que mis sueños son sus sueños también; hoy luego de 10 años el sigue esperándome cada viernes pero ahora fuera del hospital en que trabajo junto a dos niños que me llaman mamá y él, el sigue siendo el hombre de mi presente.

1 comentario:

Dark_Soul dijo...

Es una hermosa historia en 100 palabras sin duda alguna. Creo ke tienes una habilidad especial para captar los detalles ke producen grandes emociones y entre ellos, el amor...
es una bellísima historia ke pido con ahínco ke sea tu presente.

Te amo Paulina