¡El mundo suena!

3.10.07




“todo comenzó por un simple pregunta ¿lo dijiste? Que fue seguido por evasivas palabras hasta que al fin respondiste “si, es verdad”...no supe que hacer, mi mente se bloqueo completamente, sólo podía escuchar a mi corazón (hace tanto que no lo hacia). Decidí convertirte en mi confesor, sabiendo que este seria nuestro secreto; respire, suspire y hable...aun te quería, desde ese momento nuestra elevada conversación de actualidad se transformo en confesión de amor, todo lo demás paso a segundo plano, ahora era tiempo de ocuparse del pasado, nuestro pasado, derramaste tu alma en mi, por mi parte no me que de atrás, mas ya no habia nada que salvar, solo decir. no fue. tu me quisiste, yo te quise pero el destino estaba en nuestra contra (ya sabes que no creo en él pero siempre es mas fácil culpar a alguien) mas de toda esta desgracia que hoy nos separa hay algo que me alegra... ambos nos lamentamos.
-adiós, que estés bien –
-tu igual, ¡cuídate!-
-te quiero-
-yo también te quiero-
-vete, tu hija te esta esperando-
Me miraste con nostalgia antes de voltearte y desaparecer entre la multitud”

No hay comentarios: