¡El mundo suena!

14.8.07


Me gusta recorrer la ciudad en metro, comer un rico chocolate, leer un buen libro, que mi querido kurt me cante al oído y de vez en cuando ingerir algo de alcohol, detesto el maldito tumulto que se forma las mañanas de diciembre en el centro de santiago, el humo de los cigarrillos, tu sonrisa falsa y cualquier marisco. Si, lo acepto soy una copia barata de Unamuno ¿y que? ¿Acaso no saben que los humanos aprendemos por imitación? Bueno pero ese no es el tema que quiero tocar, volvamos a mi, la mayor parte del tiempo hay algo que me preocupa pero trato de no demostrarlo aunque ciertas veces es tan agobiante que se escapa por mis poros, soy risueña, demasiado para mi gusto, me molesto con facilidad mas con esa misma facilidad se me pasa, sino pregúntenle al Pancho, lo que mas odio de mi cuerpo es mi nariz y lo que mas me gusta es mi lunar al lado de la boca, ese que le cae tan bien a la Natho, me encanta cocinar, de hecho cocino muy bien, adoro dormir hasta que mis ojos ya no quieran seguir cerrados, alucino mirando una noche estrellada en el campo, mi familia es lo que más amo y por cierto lo que mas cuido, mi sueño a largo plazo es conocer Francia a corto irme a vivir a Valpo, si tengo que elegir entre invierno o verano respondo primavera u otoño. El mejor panorama... ¡lo que salga en el minuto!Mi cara no esconde nada y (peor aun) mis ojos expresan todo, llantos, risas, toda emoción pasa por mi, soy pasional, si algo me interesa me doy completa a ello, mi carácter puede ser de mierda de cuando en vez pero la paciencia lo domina bastante bien, como dos veces al año tengo putas crisis existenciales que me hacen olvidar al mundo que esta a mi alrededor y como dice la Netty “luego de unos días vuelves a ser feliz y justamente te animan los que cuando estuviste triste no recordaste, pero igual se hacen presentes, como el azúcar en el té, ya que así sabe menos amargo...”Creo que me resumí bastante bien, si creen que no es así...mala cuea, a mi me gusto.
Lo recuerdas, espero que si, yo aun lo atesoro en mi memoria, nuestros días, nuestras horas, nuestros momentos, tuyos y míos de nadie mas.
Pensar que no era nuestro destino conocernos mas que tiene que ver el destino en nuestra historia, NADA, tú con tus proyectos, yo con mis sueños y nada más, que complicada es la vida, tan difusa como niebla en invierno, tan cambiante como marea con luna llena, pero fue capaz de cruzar nuestros caminos. Quien iba a creer que nuestras risas se trasformarían en caricias, ellas en besos y luego en fusión de almas, amor, llegaste y te largaste cual gitano vagabundo que no encuentra su lugar, pero en mi piel dejaste marcas que ni el tiempo pudo borrar, por eso en estos días en que la melancolía desborda mi corazón eres tu y solo tu quien se queda aquí dentro, acompañándome, escuchándome, consolándome, eres lo único que nunca me deja, eres mi otra mitad, mi media manzana, nunca y para siempre...